Nos siguen pegando abajo – Declaración de la La Brecha ante el asesinato de 3 jóvenes militantes en Rosario

El  2012 nos encuentra con tres compañeros menos. En la madrugada del 1 de enero, en el barrio de Moreno -Rosario- Jeremías Jonatan Brasante de 17 años, Claudio Damián “El Mono” Suárez de 19 y Adrián “el Patón” Rodríguez de 21;  compañeros del Movimiento 26 de Junio – Frente Popular Darío Santillán fueron brutal e impunemente asesinados.

Nuevamente, ante el asesinato de jóvenes de los sectores populares, y además militantes, se tejen versiones de enfrentamientos o ajustes de cuentas que pretenden sacar el foco de lo medular de estos hechos: el continuo hostigamiento y la violencia que se ejerce hacia la juventud trabajadora.
Hechos como el que lamentamos hoy son moneda corriente en numerosos barrios de nuestro país. Una y otra vez, es allí donde, las fuerzas de seguridad del Estado muestran descarnizadamente una cara muy lejana a la de “la protección de la comunidad”, siendo protagonistas de hechos delictivos y de avasallamiento y violación a los más básicos derechos humanos. Otras veces, en lugar de mantener una presencia vigilante permanente, dejan vía libre a quienes mueven la plata gruesa en el barrio, uniéndolos la complicidad y los negociados comunes. Éste es el caso de los hechos de           Rosario, barrabravas y policías cómplices matan y ocultan sus delitos con total impunidad, más aún, cubriendo a sus víctimas del disfraz de “victimario”, con la ayuda de los medios de comunicación que viste de delincuentes a nuestrxs pibxs. A la fuerza nos imponen vivir en el miedo, nos callan, nos aíslan, lxs laburantes que vivimos en barrios nos encontramos enfrentados de  forma individual a los grandes problemas colectivos que sufrimos cotidianamente, haciéndose patente el histórico “no te metás”, en “tiempos de democracia”.
Estas muertes que se suceden cotidianamente, mantenidas en el terreno de lo invisible, han sido en este caso sacadas a la luz por la militancia de estos tres jóvenes en el Frente Popular Darío Santillán. Aunque nos duele, no nos resulta ya extraño el asesinato de militantes del campo popular. Tanto la muerte de jóvenes de los barrios populares, como la de militantes, son parte de una política cada vez más sistemática de contención de la organización, de la posibilidad de desarrollar y expresar nuestra justa rebeldía. Pero también es la organización la que nos permite salir del anonimato y enfrentar en la unidad desde abajo, este golpe, revirtiendo la individualización y el disciplinamiento que activamente construyen y nos quieren imponer.

Porque ante la represión y la violencia de lxs de arriba, golpearemos con un solo puño lxs de abajo:

Exigimos Justicia inmediata para los tres compañeros: Jeremías, Claudio y Damián.

¡Si nos tocan a uno, nos tocan a todxs!

 

Viernes 6 de Enero 10hs

Concentración y Marcha por Justicia y Esclarecimiento de la Masacre de Rosario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: