Para que la igualdad ante la ley sea igualdad en la diversidad

Para que juntxs podamos construir otro mundo donde quepan muchos mundos.

Es preciso soñar, pero con la condición de creer en nuestros sueños. De examinar con atención la vida real, de confrontar nuestra observación con nuestros sueños, y de realizar escrupulosamente nuestra fantasía.

La consigna de la nueva Marcha del Orgullo LGBTIQ, retoma una reivindicación fundamental para pensar la vida de miles de lesbianas, gays, transgénerxs, bisexuales, intersex y queer (LGTBIQ), que convivimos hoy en Argentina:  “Educación en la Diversidad para crecer en igualdad”. Cada año se conmemora mundialmente el día del Orgullo LGBTIQ, recordando los sucesos en Stonewall de 1969. Allí, por primera vez, compañeros y compañeras de la comunidad gay se negaron a ser discriminadxs por las fuerzas policiales. En esa marcha se desató una represión policial que culminó con un muerto y 300 detenidxs.

Como todos los años, ya desde hace 21 en Buenos Aires, la marcha del orgullo LGBTIQ levanta las banderas de los derechos y reclamos de la comunidad. Durante mucho tiempo las consignas estuvieron vinculadas a la cuestión de la visibilidad, la igualdad y la conquista de derechos como por ejemplo Ley de Matrimonio Igualitario y la reciente Ley de Identidad de Género. Saludamos ambos avances en materia legal, sin dejar de reconocer su progresividad pero sin tampoco dejar de hacer visible que los logros conseguidos se basan en la lucha y la organización constante y por las bases del movimiento LGBTIQ.

Es por ello que creemos necesario que la lucha por las leyes sea trascendida, y seguir adelante en la organización. En este momento el desafío es retomar la lucha en las calles, en el día a día, batallando en el campo de las ideas dogmáticas y determinantes de lo que se “debe ser”, dar pelea a la exclusión, la marginación y la discriminación que vivimos desde algunos sectores de la sociedad hacia el movimiento LGBTIQ. Este sistema reproduce valores de una sociedad patriarcal, con unas normas socialmente establecidas, mediante las cuales todxs debemos ser heterosexuales lo cual es funcional a la generación de sujetos dóciles que garantizan la reproducción del orden vigente. Es por eso que es necesario retomar la consigna de esta marcha y llenarla de contenido, sensibilización y organización para conquistar que “La igualdad ante la ley sea la igualdad frente a la vida”. Uno de los reclamos que deseamos que se realice es la implementación efectiva de la ley de educación sexual integral, esperando que la misma  haga posible el cuestionamiento a esta heteronorma que desde niñxs se nos impone como un mandato natural inviolable.

La naturaleza no mandata, mandatan los hombres, la heterosexualidad es una posibilidad más, ni la única, ni la privilegiada. Este cuestionamiento no sólo se tiene que dar desde las escuelas, sino también desde las universidades para que no tengamos que sufrir discriminación de parte de profesionales como abogadxs, médicxs y demás profesiones. Es necesario que la educación contemple la perspectiva de género en todos los ámbitos.

Creemos que todas estas demandas únicamente pueden ser respondidas mediante un movimiento constante que enfrente el patriarcado y la violencia que se nos impone. Desde ahí que impulsamos también la “Campaña Nacional contra las violencias hacia  las mujeres” y apoyamos la “Campaña por el aborto legal, seguro y gratuito”.

Militamos por la creación de un espacio en donde toda la comunidad LGTTBIQ cuestione este sistema y sus efectos en nuestras vidas y lleve acciones efectivas para que el cambio sea radical y construido desde las bases.

Porque queremos dar batalla por una nueva manera de vivir nuestra sexualidad y nuestros deseos, liberada de todas las cadenas de opresión, te invitamos a participar de esta nueva marcha del orgullo LGTBIQ, Para que juntxs podamos construir otro mundo con igualdad en la diversidad y diversidad en la igualdad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: