Por paritarias sin techos: ¡Que la inflación la absorban las ganancias empresarias!

Por paritarias sin techos: ¡Que la inflación la absorban las ganancias empresarias!

Movilización y solidaridad con los docentes en lucha en todo el país

Acompañamos la movilización docente, gremio testigo donde los Gobiernos provinciales y el Gobierno nacional quieren imponer “aumentos” por debajo de la inflación (o sea, ajustes).

En la provincia de Buenos Aires, estaremos en las jornadas de movilización a La Plata.

En Neuquén, acompañamos los paros y el derecho a Huelga de ATEN.

En la Capital Federal nos solidarizamos movilizando a la casa de la provincia de Neuquén el miércoles 13 de Marzo a las 17 hs. Difundamos la lucha docente!

Las movilizaciones de la CTA y la CGT se enmarcan en la lucha por los aumentos salariales en las paritarias. Más allá de los proyectos políticos pro-patronales de quienes conducen las centrales, consideramos que estas instancias de lucha por el salario pueden ser oportunidades para construir desde abajo y ganar mejores condiciones de trabajo.

Nos encontramos nuevamente frente a la discusión paritaria. En ella los sindicatos pueden intentar revertir la caída del poder adquisitivo de los salarios. Para los empresarios es una oportunidad para continuar minimizando el “costo laboral”. Mientras, el Gobierno procurará que haya menores incrementos de precios basándose en ese menor crecimiento del costo laboral. Los precios suben, y es por eso que nos quieren disciplinar en nuestras justas demandas. Por eso también esconden la inflación (por medio de la intervención en el INDEC) con la intención de pintar un panorama más calmo del que vivimos realmente.

Es la economía…!!!

El año pasado ingresamos de lleno en una situación de estancamiento económico, y ha comenzado un declive.

La balanza comercial local está pivoteando entre el déficit y el superávit (las ventas al exterior son apenas mayores que las compras), y la industria no creció con el ritmo esperado, en sintonía con la desaceleración de la industria brasilera. El caudal de dólares que ingresan al país se redujo, siendo uno de los principales dolores de cabeza del Gobierno. Han tenido que restringirlas importaciones para proteger el escape de dólares, aunque apuntando al consumo menor y algunas ramas de producción, pero no han logrado detener la fuga de grandes capitales. Y ya han anunciado que echarán mano de cualquier método con tal de mantener el modelo.

En este panorama, se presenta la situación en donde hay que definir de dónde saldrá el dinero que mantendrá el esquema económico. Y una vez más la variable de ajuste elegida por el Gobierno y los empresarios es el bolsillo de los trabajadores y las trabajadoras.

Aunque el Ministro de Trabajo Nacional, Carlos Tomada, no quiera reconocerlo, el techo que quieren imponer en torno al 20% de aumento se encuentra por debajo de la inflación acumulada, la cual estimamos entre el 25% y el 30% en cada uno de los últimos 3 años.

La clase trabajadora es un sector castigado por este modelo: el 50% de las y los trabajadores promedian salarios de $3000, y según estimaciones independientes (por ejemplo la que realiza la Junta Interna del INDEC) la canasta básica supera los $7000. La recomposición que se vio en otros aspectos de la economía fue para los empresarios principalmente y no para la clase productora de las riquezas.

¿Qué queda para los trabajadores que tienen mayor vulnerabilidad, como el 34 % de trabajadores en negro, entre los que están una porción de trabajadores que el propio Estado precariza?

Mientras nos piden a nosotros mesura a la hora de reclamar, los legisladores nacionales fueron punta de lanza en romper el techo de la paritaria, con el 21,8 % de aumento, luego de haberse aumentado en el 2012 un 100% sus dietas. Al mismo tiempo el Gobierno continúa gastando fortunas en empresas tercerizadas en áreas de salud y educación, pero nos ataca cada vez que reclamamos. No solo nos atacan, sino que también nos aislan, como en el caso de la lucha que están dando los y las docentes neuquinos, de la cual nada informan los medios de comunicación, ni oficialistas ni de la “Corpo”. Allí el conflicto docente no se detiene ante las amenazas del Gobierno de Sapag de prohibir el derecho a huelga.

Es el momento de tomar las calles

Ni siquiera las centrales sindicales oficialistas pueden quedarse de brazos cruzados en esta coyuntura, por más burocráticas que sean. Podemos mostrarle al Gobierno y a los empresarios que los trabajadores seguimos peleando por la riqueza que generamos. Para eso debemos apuntalar la organización en nuestros lugares de trabajo, generando la discusión y construcción tantas veces negadas por las conducciones sindicales burocráticas.

Los Gobiernos nacional y provincial saben perfectamente de dónde sacar el dinero para afrontar la crisis, pero se niegan a tocar los intereses de los grandes empresarios. Los empresarios quieren ajustar hacia arriba los precios y hacia abajo nuestros salarios. Por nuestra parte, nos queda demostrarles que con el salario, la salud, la educación y las condiciones de vida de los trabajadores y las trabajadoras, no se jode.

Por un aumento superior al 30 %. Salario mínimo igual a la canasta familiar

No al impuesto al salario

Por universidades, escuelas y jardines públicos de calidad y gratuitos para laburantes e hijo/as

Basta de desmantelar nuestros hospitales públicos

Basta de tercerización laboral

Justicia por Mariano Ferreyra

Basta de precarización del trabajo y de la vida: Más impuestos para los de arriba, más derechos para los de abajo.

Sin título

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: