Otra vez sin otra respuesta que más policía

OTRA AUDIENCIA, OTRA VEZ SIN OTRA RESPUESTA QUE MÁS POLICIA.

Continua el acampe pacífico en el Ministerio de Trabajo. Llamamos a todas las organizaciones a acercarse a Callao 114.

La única garantía demostró ser la fuerza en la calle, y hoy lo sigue siendo.

2014-01-13 18.12.26

Ayer lunes 13 de enero, trabajadores de la fabrica Mónica Mariel Bolo y distintas organizaciones nos mantuvimos ocupando pacíficamente la sede del Ministerio de Trabajo, en Callao al 114, dónde se realizaba una nueva audiencia por el conflicto que ya lleva más de un mes de acampe, entre otras medidas de lucha.

En ésta- donde se encontraban sentados representantes de las siete marcas que tercerizan su producción en talleres con pésimas condiciones laborales (Cheeky, Montagne, Prestige, Mimo, Yagmour, entre otras), de la dueña Mónica Mariel Bolo, de SOIVA y delegados/as de la Asamblea de trabajadores de la fábrica – nuevamente no se llegó a ningún acuerdo. La estrategia de las marcas continua siendo la de no responsabilizarse, desgastar y estirar el conflicto, apuntando a definirlo en juicios individuales, a años, y sin ninguna garantía de que, como hasta el momento, el Estado siga fallando en función de los derechos de los grandes grupos empresarios, mientras que a los laburantes nos envían operativos policiales y hasta la infantería.

Claro, que la pelea que se encuentran dando los trabajadores y trabajadoras de la fábrica de Parque Chacabuco es histórica en nuestra ciudad de Buenos Aires. Una ciudad donde proliferan cientos de talleres clandestinos, precarios, sin habilitaciones correspondientes, con jornadas laborales sumamente extensas y sueldos magros, con atrasos de pagos, con despidos sistemáticos y hasta con trabajo esclavo. Talleres que no son más que el eslabón más débil de grandes grupos empresarios que continúan beneficiándose de enormes ganancias, mientras hace más de un mes que 85 familias se encuentran acampando en la calle, con sus familias y niños, y hace más de tres que no perciben su salario ni tienen garantías respecto a la continuidad de su fuente de trabajo.

Finalmente a las 2 am del 14 de enero, con un importante operativo de la Policía Federal y su cuerpo de Infantería como paisaje, las partes firmaron un acta acuerdo donde se comprometen a asistir en el día de la fecha a las 12 am, para darle definitivamente una solución al conflicto. Retirándose custodiados por las fuerzas policiales, fueron testigos de la bronca e indignación que se respiraba en la calle, bronca de que los gobiernos defiendan a los grandes empresarios, bronca de que la policía los custodie y amenaza a los trabajadores, bronca de la burocracia sindical, lacayos de las grandes marcas, bronca de que la justicia nos cuesto tanto sacrificio a los de abajo.

Continua el acampe pacifico en el Ministerio de Trabajo. Llamamos a todas las organizaciones a acercarse a Callao 114. La única garantía demostró ser la fuerza en la calle, y hoy lo sigue siendo.

Exigimos una solución verdadera respecto de los sueldos adeudados.
Exigimos se garanticen las fuentes de trabajo de las 85 familias.
¡Basta de talleres clandestinos que tercerizan la producción de grandes empresas, precarizando y poniendo en riesgo a los trabajadores!
¡Las empresas y los gobiernos son responsables!

Contacto:
Shirley (delegada de la asamblea de trabajadores Mónica Mariel Bolo) 11 41 99 81
75

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: