A nuestrxs pibxs lxs mató la corrupción

30 de diciembre de 2004 – 30 de diciembre de 2014
Marchamos 19hs. desde Plaza de Mayo a Once

El 30 de diciembre de 2004, 194 jóvenes murieron tras incendiarse el boliche República de Cromañón, en pleno Once.

Micromagnon2014entras el último recital se extinguía, Rafael Levy – dueño del local- mantenía el negocio de 3 canchas de fútbol en el techo del boliche. Por eso Cromañón no tenía extractores ni ventiladores naturales en los techos. También las puertas laterales estaban tapiadas, porque Levy necesitaba mantener reservada la cochera de su hotel Central Park, que está pegado a Cromañón. Todo para tener más dinero.

Levy, dueño de hoteles, prostíbulos y talleres clandestinos, sólo fue condenado a 4 años y 6 meses bajo la carátula de “estrago culposo” y acusó públicamente de injusto, tener que suspender sus viajes a Ibiza para cumplir condena.

Pero, para que Levy pudiera dar en alquiler un boliche como Cromañón, era necesario tener de cómplice a los funcionarios públicos de la Ciudad de Buenos Aires. Para que Chabán pudiera tener funcionando un local como Cromañón, sin normas de higiene o seguridad mínima (como tener matafuegos recargados o puertas de salida de emergencia, por ejemplo) hizo falta que todxs lxs funcionarixs responsables, se hicieran los distraídxs, a cambio de ganar un poquito más de plata a fin de mes.

Así es cómo funcionaba en pleno Once, un lugar que horrorizó falsamente a más de un funcionarix después del 30 de diciembre de 2004, que valió la falsa congoja del ex – jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra. Todxs sorprendidxs e indignadxs de que un lugar con estas características funcionara… como si no lo supieran. Como si no fueran parte de esa torta dineraria que mes a mes se cotizaba.

A 10 años, reafirmamos que la masacre de Cromañón fue la brutal, perversa y dolorosa manifestación de la corrupción y la desenfrenada lógica de ganancia, en la que el valor a la vida de cientos de jóvenes, es una mera variable económica en la cuenta de los empresarios y funcionarios corruptos.

Por eso,

> Exigimos juicio y castigo para todxs lxs funcionarixs políticxs, no sólo para aquellos que circunstancialmente fueron parte, sino también para aquellos que reaseguraron que la estructura de corrupción funcione.

> Exigimos juicio y condena para Aníbal Ibarra, ex jefe del Gobierno porteño.

> Defendemos los espacios culturales alternativos, cuya lógica no es el lucro, sino la difusión y promoción de las distintas expresiones de los trabajadores de la cultura y del arte.

> No olvidamos ni perdonamos

Lxs pibes de Cromañón

¡Presentes!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: