Quilmes: si tocan a una, nos organizamos miles

Nota publicada en Abre Brecha #15

p20 Quilmes

277 femicidios en 2014, y un total de 1.808 entre el 2008 y el 2014. Más de 61.322 denuncias por violencia de género en la provincia en lo que va del 2015. Más de 50 femicidios tras la masiva movilización del Ni una menos y contra todo tipo de violencias hacia las mujeres. 9 femicidios durante la semana en la que se desarrolló el 30° Encuentro Nacional de Mujeres en Mar del Plata, donde las mujeres fuimos reprimidas por luchar. Al regreso nos encuentra la terrible noticia del transvesticidio de Diana Sacayan.

Las cifras son alarmantes, y es claro que estos datos no son hechos aislados, sino que responden a las relaciones desiguales existentes entre los géneros, que ubican al colectivo varón por sobre las mujeres y colectivos disidentes; responden al patriarcado que de la mano del capitalismo relegan al grueso de nuestra sociedad a vivir bajo la opresión y cientos de violencias, por su condición de clase y de género.

Si bien reconocemos que hubo avances en derechos y leyes que amparan los derechos de las mujeres y colectivos LGTTBIQ, como la Ley n° 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, en la práctica son insuficientes y sólo para dar un dato ejemplificador de esto, el presupuesto para su aplicación es de $0,80 por mujer que sufre violencia.

¿Y en Quilmes?

En particular, la ciudad no está exenta de sufrir las violentas consecuencias de la desigualdad de género. En 2014 se registró un promedio de 445 denuncias por día en las comisarías de la mujer, un 38% más que en 2013, y 1.090 llamadas diarias a la central de atención telefónica del 911. Cifras que a su vez reflejan la total y completa indiferencia de las autoridades municipales ante casos terribles. En lo que va del año, esta situación no se revirtió. En julio, en la zona de La Cañada, Miriam de 47 años fue asesinada por su pareja, un cabo de la Prefectura Naval. En junio, un policía abusó de una nena de 14 años, y sólo con la movilización y lucha de sus familiares, hoy la causa y el juicio al abusador avanzan. En el mismo mes, Celeste ingresó apuñalada al hospital de Quilmes, con riesgo de muerte y logrando denunciar que el culpable del hecho fue su pareja, que fue a verla al hospital y los policías de turno, anoticiados de la situación, dejaron que salga por la puerta y se retire como si nada. En mayo, la fiscalía N°10 recibió la denuncia por agresiones físicas “leves” de Marisa Garbaccia contra su pareja, Sergio Troiano, actual secretario de Salud de Quilmes; denuncia que hoy sigue en curso, a pesar que luego Garbaccia dio marcha atrás en sus declaraciones.

Organizadas y en lucha

Estos hechos llevaron a que en septiembre se realice una movilización de aproximadamente 400 personas, que encontró a la comunidad quilmeña, a jóvenes, estudiantes y trabajadorxs exigiendo en las calles una audiencia con el intendente Barba Gutiérrez, para tratar el cumplimiento urgente de las leyes en materia de violencia hacia las mujeres, la creación de refugios y la destitución preventiva del presunto golpeador Sergio Troiano.

Las mujeres de Quilmes seguimos sin respuestas, luego de instalar en los medios locales nuestros reclamos, de movilizarnos por las calles y luego que 40 jóvenes mujeres intervengamos artísticamente en la municipalidad visibilizando los femicidios que se sucedieron en el año y la inexistencia de políticas para prevenirlos.

Pero más allá de todo seguimos en lucha, comprendiendo que es la organización la única manera de defender nuestros derechos como mujeres, de pelear contra un Estado machista que protege los intereses de unxs pocxs, convencidxs que ese es el único camino posible para alcanzar un mundo sin explotación ni opresión, sin capitalismo ni patriarcado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: