Construir la unidad para FRENAR EL AJUSTE. Conclusiones del Plenario Nacional de COB La Brecha

Los días 19 y 20 de marzo se llevó a cabo el Plenario Nacional de COB La Brecha en La Plata, donde arribamos a importantes definiciones, en un encuentro que contó con la participación de  delegadxs de CABA, Buenos Aires, Córdoba, Río Negro y Tucumán, y también en representación de nuestrxs compañerxs de Misiones, Jujuy, Neuquén, Santa Fe y San Luis.

Este Plenario Nacional, el primero de la etapa macrista y a cinco años de nuestra fundación, se da en un contexto muy particular. El famoso “tiempo de gracia” del que suelen gozar los nuevos gobiernos fue, evidentemente, bien aprovechado por la administración de Cambiemos para sus planes patronales. Eliminaron las retenciones del agro y de las mineras exportadoras, impusieron una brusca devaluación del 40%, y llevaron la cotización del dólar más arriba de lo que estaba el blue en tiempos del “cepo”. La inflación de estos tres meses ronda el 15%, lo que en proyección nos llevaría a una inflación anual superior al 50%. A la par, el gobierno busca imponer un techo a las paritarias del 25 %. En estos 100 días, ya se superaron los 100.000 despidos (entre públicos y privados) y 50 mil puestos menos en la construcción. De esta manera, impusieron una transferencia enorme de riquezas desde los sectores trabajadores hacia los grupos financieros, especuladores, agroexportadores y empresas de servicios.

Pero los avances de la agenda macrista no se detienen allí. En paralelo a las medidas económicas de ajuste inició una ofensiva represiva de la mano del protocolo que busca correr de la calle a los piquetes, pero más fundamentalmente ir desalojando del imaginario social la idea de que la protesta es un derecho. En el mismo sentido de avanzar sobre derechos democráticos, desmontaron la Ley de Servicios Audiovisuales y generaron una importante serie de negocios para el grupo Clarín, que desarrolla una fuerte cobertura mediática e ideológica a favor de las políticas del Gobierno. Incluso en DDHH y la dictadura de 1976, el nuevo gobierno avanza en desmontar los logros que la lucha popular generó en lo que hace a la condena a los genocidas, buscando reinstalar la “teoría de los dos demonios”. En lo que refiere a las políticas de géneros y sexualidades, se evidencia una retroalimentación de las ideas conservadoras y patriarcales. Hasta la fecha se vive un fuerte proceso de desmantelamiento del programa de salud sexual más importante del país (PNSSyR) con fuertes repercusiones para lasmujeres y las personas LGTTBQI.

El macrismo intenta una ofensiva cultural e ideológica para acabar con los distintos avances construidos a partir de la organización popular surgida al calor de las luchas del 2001/2002. Su pretendida mirada “desideologizada” no es otra cosa que un vehículo que busca llevar a la sociedad a una situación de profunda despolitización, condición para consagrar la explotación y las opresiones que sufrimos cotidianamente. Depende de la organización y la respuesta social y política que el pueblo trabajador pueda construir, el frenar este avance económico, político y cultural.

macri-obama

Plantar en las calles la unidad de lxs que luchan

Nuestra tarea principal pasa por interpelar a amplias capas de trabajadorxs y al pueblo pobre del campo y la ciudad, así como a los sectores medios que están sufriendo las medidas del nuevo gobierno. Debemos construir una amplia unidad defensiva que permita frenar la avanzada del macrismo, evitando que los sectores populares retrocedan en posiciones que hemos sabido conseguir gracias a la lucha y la organización. Estas tareas defensivas implican entender la importancia de la amplia unidad para frenar los avances del macrismo y evitar el error de caer en sectarismos estériles que socaven las propias fuerzas para frenar la política del gobierno. Esta lucha social y política defensiva debemos acompañarla de una amplia batalla contracultural que dispute contra el discurso del macrismo en el campo de la cultura, oponiendo a su mirada edulcorada la riqueza de las ideas políticas surgida de la organización de lxs de abajo.

En este sentido, resolvimos impulsar la creación de una Campaña Nacional Contra el Ajuste, haciendo hincapié en las luchas de lxstrabajadorxs, las reinvindicaciones antirrepresivas y contra el vaciamiento de lo público, desde una necesaria e irrenunciable perspectiva anticapitalista y antipatriarcal, con el objetivo fundamental de construir una respuesta obrera y popular en las calles a la avanzada ajustadora de los gobiernos nacional, provinciales y municipales. Una campaña que para lograr una dimensión político general y de alcance nacional necesariamente debe contar con la participación de todas las organizaciones del campo popular que coincidamos en esta perspectiva.A este desafío llamamos al grueso de las organizaciones de izquierda y, fundamentalmente, a las más cercanas en el espacio de la Nueva Izquierda Anticapitalista.

Potenciar los espacios  de unidad por abajo

Nuestra vocación como organización es la construcción de unidad desde abajo, con el objetivo estratégico de generar las herramientas necesarias para la instalación de una alternativa política anticapitalista y antipatriarcal en la Argentina. En este contexto, nuestros esfuerzos no sólo buscan enfrentar las medidas antipopulares del gobierno, que nos encontrarán en la calle junto a quienes tengan voluntad de luchar, sobre la base de puntos mínimos de consenso. También aspiramos a poner en pie un proyecto político propio, que lo entendemos delimitado de otras variantes políticas que, aún reclamando un espacio en el campo popular, reivindican perspectivas de conciliación de clases, no escapan a la lógica institucional para la resistencia, y mantienen incluso acuerdos programáticos con el macrismo. Esto lo pudimos constatar en el lamentable acuerdo para el pago a los Fondos Buitres en el Congreso, que contó con el indispensable apoyo de diputados y senadores del Frente Para la Victoriay otros sectores del peronismo; así como en el ajuste que estos sectores desarrollan, en sintonía con Cambiemos, en las provincias y municipios que gobiernan.

En este sentido, creemos necesario potenciar espacios unitarios como la Corriente Político Sindical Rompiendo Cadenas, la Asociación Gremial de Trabajadorxs Cooperativistas Autogestivxs y Precarizadxs (AGTCAP), la Campaña Contra las Violencias Hacia las Mujeres (CNCVHM), como así también instancias antirrepresivas desarrolladas en La Plata, Córdoba, Rosario y Fiske (Gral Roca); que han servido para avanzar posiciones en las luchas.

Contra las Violencias Hacia las Mujeres y el colectivo LGTTBQI, en todo el país

El gobierno de Cambiemos abre una nueva coyuntura para la lucha antipatriarcal. En relación a las políticas de género y sexualidades, se refuerza un modelo con una impronta onegeísta de gestión de política pública a través de la tercerización delegativa de política en otras organizaciones. A pesar de la enorme manifestación del #NiUnaMenos del año pasado, no cesaron los casos de violencia, femicidios y travesticidios y no se implementó ninguna política pública de emergencia en concreto para amortiguar estas manifestaciones de extrema violencia. Incluso, luego del Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) en Mar del Plata,donde sufrimos una inédita represión, hubo reiterados ataques y episodios de violencia hacia compañerxs feministas, gays, trans, travestis, lesbianas, intesex y bisexuales y antifacistas, por parte de grupos abiertamente neonazis.

En esta coyuntura, más que nunca reforzamos la importancia de construir espacios de unidad, donde la consigna “juntas somos poderosas” sea la que nos lleve a impulsar la Campaña Nacional Contra las Violencias Hacia las Mujeres en las regionales donde intervenimos como COB La Brecha, fortaleciendo la campaña en cada territorio y aportando en la lucha antipatriarcal, del movimiento de mujeres y LGTTBQI.

Nuestra propuesta para la Nueva Izquierda Anticapitalista

La unidad entre las corrientes que bregamos por una transformación revolucionaria de la sociedad, basada en acuerdos político-programáticos claros, es una tarea permanente para nuestras organizaciones. No sólo por la superior correlación de fuerzas e inteligencia común para la intervención en la lucha de clases actual, sino fundamentalmente porque sería impensable cualquier proyecto de poder por parte de la clase trabajadora, sin concitar los esfuerzos mancomunados de una multiplicidad de tendencias de vocación revolucionaria, en un marco de pluralidad y debate democrático de ideas entre sí.

Con aciertos y errores, siempre es nuestra voluntad crear los gérmenes de esta unidad a largo plazo. El año pasado impulsamos junto a Pueblo en Marcha (Frente Popular Darío Santillán, El Avispero, Democracia Socialista, La Emergente, Corriente Surcos, MULCS Bs.As.), el Frente Popular Darío Santillán-CN e Izquierda Revolucionaria un espacio de unidad, con el que realizamos en diciembre el Foro por una Alternativa Política de lxs de Abajo, que desde COB La Brecha balanceamos positivamente.

Para este 2016 buscamos desarrollar el espacio de la Nueva Izquierda, para aportar en la construcción de una perspectiva anticapitalista para el campo popular. Para potenciar la perspectiva clasista en clave de unidad, consideramos importante impulsar la vinculación del espacio con las organizaciones del Frente de Izquierda y de los Trabajadores. Creemos que así, sobre la base la Nueva Cultura Militante que priorice los puntos en común, el respeto a otras perspectivas políticas, y a los acuerdos construidos, podremos fortalecer un espacio con delimitación de clase e independencia política, sin resignar por eso una perspectiva de masas.

Programa de COB La Brecha: una herramienta para la acción

Declaración 2

Por último, pero no menos importante, en el Plenario Nacional aprobamos el primer tramo de nuestro programa sobre “Formación económica de la sociedad y clases sociales en Argentina”, luego de un extenso y formativo proceso de discusión de varios meses, que incluyó a compañerxs de las distintas organizaciones de base y regionales. Un proceso similar nos estamos dando actualmente con los siguientes dos tramos del Programa:etapa y plataforma por sector.

Luego del debate fraterno de estos días, salimos con resolución a encarar esta etapa política que nos va a encontrar en la calle, en la lucha. Vamos decididxs a resistir en unidad el ajuste, construyendo poder popularen cada espacio de nuestras intervenciones, apuntalando una alternativa política de lxs de abajo con todas nuestras fuerzas, empeño y creatividad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: