Brasil: ¡Ni Impeachment ni ajuste!

La crisis política en Brasil tuvo ayer un nuevo capítulo con la ratificación del “impeachment” a Dilma por parte del Senado. Desde COB La Brecha rechazamos esta maniobra destituyente, porque se trata de un recambio impulsado desde la derecha, incluyendo (muy especialmente) a la principal cámara patronal del Estado industrial más poderoso de Brasil, San Pablo.

La resistencia al giro derechista que pretende consolidarse de la mano de Temer en la presidencia, será posible sólo mediante la movilización popular, a contramano de la fallida estrategia de negociación del PT con los sectores conservadores del Congreso. Por el carácter de clase del ataque, su rechazo debe avanzar en la lucha contra el poder económico de la burguesía urbana, rural y transnacional.

El Senado de Brasil ratificó el inicio del juicio político a Dilma Roussef, suspendiéndola de su cargo y pudiéndola destituir definitivamente al culminar el proceso. El juicio, que se da en el marco de un escándalo por corrupción que salpica a casi toda la dirigencia política con presencia en el parlamento, se dirige contra la presidenta por ocultar información en la rendición de las cuentas fiscales. Pero los argumentos contra la corrupción, de la que forman parte tanto el PT como sus viejos aliados del PMDB y el opositor PSDB, intentan legitimar la avanzada derechista, y legitimar esta maniobra destituyente de la clase dominante, para una salida a la crisis aún más favorable al capital concentrado, mediante un ajuste todavía más brutal del que ya está en curso.

El espíritu revanchista de la derecha brasilera, patente en los discursos de sus parlamentarios, puede ser comparado con los ataques a los gobiernos “progresistas” que se vienen dando en el último tiempo. La persistencia del peso social, político y económico de esas tendencias conservadoras expone con claridad los límites estructurales de ese progresismo. El gobierno del Partido de los Trabajadores en el poder del país vecino, pese a desarrollar una política con algunas concesiones al pueblo trabajador, no puso en cuestión las bases del sistema de dominación capitalista y patriarcal, ni al régimen político brasilero que hoy le asesta un duro golpe. Sostenemos que existe una alternativa: el avance de las conquistas populares a través de la movilización popular y de la clase trabajadora, la lucha y la organización independiente, para no recaer sistemáticamente en derrotas electorales o institucionales ante las derechas empresariales, reaccionarias, golpistas, racistas y patriarcales.

Nada bueno puede venir para lxs trabajadorxs y el pueblo de Brasil a través de este impeachment, ni del gobierno que surge de este. Será sólo con la movilización callejera y la organización, desde abajo y a la izquierda, que el pueblo brasilero podrá forjar su propio camino para superar la crisis.

Desde COB La Brecha acompañamos solidariamente a nuestrxs hermanxs brasilerxs en su lucha.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: