¡Siembra muerte y cosecharás rebeldía!

brecha

El domingo 19 de junio, en Nochixtlán en el estado sureño de Oaxaca, las fuerzas de seguridad mexicanas desataron una violenta represión contra lxs maestrxs nucleadxs en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y la Sección 22 del magisterio oaxaqueño. Hasta ahora se confirmaron al menos doce muertxs y decenas de heridxs, a lo que se le suman más de veinticinco trabajadorxs detenidxs cuyo paradero es desconocido.

Este es el resultado del conflicto iniciado por la nefasta reforma laboral educativa impulsada por el PRI mexicano, con la que pretende imponer un criterio de evaluación docente meritocrático, que permitirá al gobierno controlar quién puede ingresar al sistema educativo, permanecer o acceder a promociones, legalizándose la ola de despidos que viene atravesando el sector y que sólo promete profundizarse. A la vez, asimila a las instituciones educativas a un modelo empresarial, ya que impone la “autonomía de gestión”, que implica legalizar el desfinanciamiento de las escuelas. Lógicamente, esta reforma no fue consultada de ninguna manera con lxs trabajadorxs de la educación.

Hace diez años -en las rebeliones de Oaxaca de 2006- el pueblo se levantó contra la represión a los maestros de la Sección 22 y contra las injusticias del mal gobierno -en ese entonces del PRI -Desde las barricadas que se levantaron en toda la ciudad y desde las diferentes comunidades indígenas de Oaxaca se organizó la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO). Más atrás, hace 22 años el levantamiento zapatista en Chiapas visibilizó las luchas indígenas y populares de todo México recuperando la dignidad y la rebeldía del pueblo mexicano.
Sabemos entonces que lxs trabajadorxs y el pueblo mexicano resisten dignamente frente a las injusticias y al mal gobierno en esta tempestad de muerte y represión.

Queremos decirles que no están solos, que estas luchas también son nuestras y que también son nuestrxs lxs muertxs. Son nuestras banderas de lucha y dignidad que nos hermanan contra las injusticias de estas tormentas que atraviesan toda América Latina.

Repudiamos enérgicamente la represión llevada adelante por el gobierno nacional de Enrique Peña Nieto del PRI y el estatal de Gabino Cué Monteagudo del supuestamente “progresista” PRD. A pocos días de cumplirse catorce años del asesinato de nuestros compañeros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, y retomando la memoria del maestro Fuentealba no podemos menos que denunciar que la represión del Estado a los justos reclamos del pueblo no es patrimonio exclusivo de nuestro país.

Asimismo, reivindicamos la histórica lucha en defensa de la educación pública y contra la mercantilización de la educación que están llevando adelante lxs trabajadorxs mexicanxs y expresamos nuestra solidaridad en estas horas difíciles.

Nos sumamos al reclamo por la liberación de todxs lxs presxs políticxs y contra los despidos por salir a protestar, porque sabemos que la judicialización de lxs luchadorxs es un mecanismo estatal que apunta a desmovilizarnos.

Exigimos castigo para los asesinos de lxs trabajadorxs y para lxs responsables políticos de la masacre, así como el cese inmediato de la represión estatal.

Denunciamos también el bloqueo mediático ejercido por los medios cómplices con el gobierno del PRI y el PRD.

¡Si la represión crece, nuestra resistencia también!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: