¡Fuera el FMI de Argentina! La Auditoría significa más hambre para el pueblo

Tras 10 años, hoy volvemos a tener en suelo argentino una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI). La perspectiva de Cambiemos – acompañada por muchos otros sectores políticos- de “reinsertar a Argentina en el mundo” no es más que la aplicación de las recetas neoliberales que nos llevaron a la mayor crisis que conocimos: subordinar la economía nacional a los intereses de los grandes grupos financieros internacionales y los capitales trasnacionales.

La nueva auditoría del FMI, a cargo de Roberto Cardarelli, llega una semana después del “mini Davos” celebrado en Buenos Aires y en medio de la gira de Macri por EE.UU. para la Asamblea General de la ONU, incluyendo un acto en la mismísima Bolsa de New York.

Hay que recordar que la puerta a la vuelta del FMI al país se abrió en 2015, cuando integrantes del organismo fueron convocados por el kirchnerismo para acomodar las técnicas de medición del INDEC a los parámetros requeridos para levantar la sanción al país.

Los sectores populares no tenemos nada bueno que esperar de todo esto, que se inscribe en un conjunto de políticas de austeridad llevadas adelante por el gobierno nacional y los gobiernos provinciales, que en pocos meses agravaron las condiciones de vida del pueblo trabajador: tarifazos en los servicios públicos, negociaciones salariales a la baja, disminución de programas sociales y despidos masivos en el Estado y algunos sectores privados.

Por esto, decimos:

Fuera el FMI de Argentina!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: