¡Basta de persecución a los trabajadores y las trabajadoras municipales!

El viernes 21, como parte de la Corriente Político Sindical Rompiendo Cadenas, participamos de la jornada de lucha convocada por la Junta Interna de Delegado/as Municipales de ATE, para repudiar la persecución gremial que realiza el Intendente de La Plata, Pablo Bruera, sobre los y las trabajadoras.

Reincorporación de Eduardo el TitiriteroEl último ejemplo de esta persecución es la situación del compañero Eduardo Gonzáles Andía, ex delegado gremial de ATE y actualmente con fuero gremial, quien el pasado 9 de junio fue puesto a disponibilidad “en circunstancias que solo dejan en claro, la impunidad y el maltrato que el municipio ejerce contra las y los trabajadores”, según declararon desde la Junta Interna.

Al compañero lo persiguen porque tuvo la dignidad de exigir insumos y materiales de trabajo que la Municipalidad no le provee. Para peor, a quien perjudican no es sólo a Eduardo, si no a los niños y niñas con quienes él trabaja en el área de Educación del Municipio. En este marco, hacemos nuestras las palabras de los compañeros y las compañeras municipales:

Reincorporación de Eduardo el Titiritero“Desde la junta interna de ATE conocemos el valor y el compromiso del compañero para con su trabajo y sostenemos que el maltrato, las difamaciones y las agresiones que sufre, son las respuestas desesperadas contra quien exige mejoras en las condiciones de trabajo, en este caso dentro del área de Educación (pero sin olvidar la lucha del compañero dentro del Parque Ecológico)”.

“Insistimos desde la junta interna en que la situación de Eduardo no es más que un ejemplo de tantos, de un atropello constante frente a los reclamos de los trabajadores y las trabajadoras, con la clara intención de infundir miedo, queriendo frenar así nuestra organización en tanto municipales y evitar que luchemos por nuestros derechos”.

 

Reclamamos la inmediata reincorporación de Eduardo el titiritero.
Por insumos y mejores condiciones de trabajo en el área de educación y cultura.
¡Basta de persecución gremial a quienes se organizan para luchar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *